No, no me he confundido. No es el clásico efecto de "Agua y Aceite". Éste de hoy viene de la mano del gran Martin Gardner y lo ...

Agua y vino (Water and wine)


No, no me he confundido. No es el clásico efecto de "Agua y Aceite". Éste de hoy viene de la mano del gran Martin Gardner y lo llama "Agua y vino". Viene explicado en el capítulo 10 de su libro "The Scientific book of mathematical puzzles and diversions" (1959) así como un efecto basado en él.

Te invito a hacer lo siguiente (Versión 1):

1) Del paquete de 52 cartas, haz dos montones de 26. 
2) Da la vuelta a uno de ellos. 
3) Ahora pasa cartas de un montón al otro de la forma que quieras y cuantas veces desees, siempre que finalices con 26 cartas en cada montón. 
4) En un montón te habrán quedado tantas cartas de cara, como en el otro de dorso (y viceversa).

Una versión quizás más "mágica" sería la siguiente (Versión 2):

1) Haz dos montones de 26 cartas y dale la vuelta a uno. 
2) Mezcla así ambos montones entre ellos las veces que desees (a la americana o como se quiera). Te quedará un mazo con cartas cara arriba y cartas cara abajo. 
3) Reparte de nuevo dos montones de 26 cartas (como quieras). 
4) Observa que en un montón habrán quedado tantas cartas de cara, como en el otro de dorso (y viceversa)

El paso 2) de mezclar en esta versión, es el equivalente a la de "transferir cartas de un montón a otro" de la versión 1.

NOTA 1: Es evidente, que si después del paso 3), giras uno de los montones, ambos quedarán con el mismo número de cartas de cara (o de dorso).

NOTA 2: Los dos montones que se hagan no tienen porqué tener ambos el mismo número de cartas. Prueba a hacer dos montones de diferente número, por ejemplo, uno con 17 cartas y el otro con 30 cartas. El efecto funciona igual siempre que al final del proceso dejes en un montón 17 cartas y en el otro 30.

NOTA 3: Lo que no se puede determinar (a priori) es cuántas cartas quedarán exactamente de cara en cada montón.

El principio me parece especialmente interesante por su sencillez y a la vez por lo indetectable para un espectador.

Aquí os dejo un efecto basado en este principio efectuado por el profesor Richard Wiseman. Lo llama "Never lose a bet":



Me quedo pensando en algún efecto donde aplicar este efecto de manera original... ¿y vosotros?

¿POR QUÉ FUNCIONA ESTE PRINCIPIO?

Imagina que tienes una botella de 1L. de Agua y una botella de 1L. de Vino. Coge 1cm³ de Agua y lo viertes en la botella de Vino. Mezcla bien. Ahora coge 1cm³ de la mezcla y pásalo de nuevo a la botella de Agua. En estas condiciones, ¿hay más vino en la botella de agua o más agua en la botella de vino?

Este es un problema de matemáticas clásico, y la respuesta es que hay exactamente la misma cantidad de vino en la botella de agua, que agua en la de vino...de ahí el nombre que da Martin Gardner a este efecto.
La explicación es evidente, y es que al final del proceso de mezclas, lo que le falta a la botella de agua para completar el litro debe ser de vino y viceversa, por ello hay la misma cantidad de uno en el otro (aunque no se sabe cuánta exactamente).

Para profesor@s, es una interesante manera de llevar a clase un clásico problema de matemáticas. Para mag@s, un interesante principio para realizar algún efecto.


2 comentarios:

  1. Este esta muy bien. En el primero mi opinion es:
    Si tienes que hacer dos montones, indeferentemente del numero de cartas que tengan, y finalmente tienes que dejarlos con el mismo numero de cartas que al principio, entonces lo que estas haciendo basicamente es CAMBIAR CARTAS DE UN MONTON A OTRO PERO INVIRTIENDO LAS CARAS. Por lo que me parece muy obvio.
    Sin embargo en el segundo modo, creo que es espectacular si se usa en una buena rutina haciendole una historia :D
    Incluso lo pueden hacer los espectadores y si te lo curras el resultado es brutal.
    Acabo de hacerselo a unos amig@s que tengo en casa y han alucinado.

    ResponderEliminar
  2. Coincido con tu opinión. Yo lo he hecho (incluso a magos) uniéndolo con otro juego en una mini-rutina y ha dado muy buen resultado. La verdad es que bien ejecutado, el principio queda muy disimulado y puede causar un gran impacto. Gracias!

    ResponderEliminar

Haz aquí tus comentarios, sugerencias y/o críticas. No se admiten insultos, faltas de respeto o publicidad. Muchas gracias